Página principal

jueves, 4 de mayo de 2006

Andrea Muñiz, Presidenta de la Asociación de Transexuales de Euskadi


El Correo
------------------------------------

«Parece que van a dotar de derechos a los simios antes que a los transexuales»


La representante del colectivo vasco iniciará una huelga de hambre indefinida para exigir la prometida Ley de Identidad de Género

Andrea Muñiz (fotografía) iniciará una huelga de hambre indefinida el día 15. La presidenta de la Asociación de Transexuales de Euskadi se suma a otras compañeras que han optado por reclamar de la misma manera la tramitación parlamentaria de la Ley de Identidad de Género. Se trata de un compromiso electoral socialista que incluye el cambio registral de sexo y la entrega de nuevos documentos a las personas de este colectivo. La agenda legislativa no contempla su discusión antes de las vacaciones estivales y la paciencia de los afectados parece agotada.
«Exijo que materialicen su promesa, no que anuncien que tendrá lugar este año sin concretar nada. Lo anunciaron en el 2004 y ya hay muchas afectadas que no se beneficiaran de su puesta en marcha. ¿Cuánta gente tiene que morir antes de que nos devuelvan nuestra dignidad?», dice Muñiz.

-En la reunión prevista para el sábado con Pedro Zerolo, secretario de Movimientos Sociales del PSOE, se convocó a representantes de los transexuales de Euskadi, Cataluña y Andalucía, pero no parece que vayan a tomar parte. ¿Por qué?

-Reunirnos con carácter de urgencia para dar información sobre la ley nos parece absurdo porque ya sabemos cómo tiene que ser. El ministro se refirió a la legislación en junio de 2004 y la vicepresidenta aludió a ella en los medios de comunicación el 2 de mayo de 2005. ¿Qué nos van explicar? ¿Que se va a aprobar el 31 de diciembre? Quiero que me digan que saldrá adelante antes de julio. No podemos esperar más. Llevamos veintisiete años esperando y, cuando conseguimos que un Gobierno se responsabilice, hemos de aguantar otros dos años sin que nadie establezca una fecha definitiva.

-¿Reprochan al Gobierno falta de voluntad?

-Sí.(*1) Admitimos que era importante y necesario regular el matrimonio gay; pero, tras la aprobación de su ley, tendría que haber venido la nuestra porque, entre otras cosas, no conozco a ningún gay que sufra los problemas cotidianos de los transexuales.

-¿Sienten aún el desprecio?

-Somos el colectivo peor visto, por encima de nosotros está la raza gitana. Nos consideran lo peor. No nos quieren para trabajar ni como vecinos, y, a menudo, perdemos amistades y familia. La ley nos permitiría acceder a un puesto de trabajo o conseguir un crédito para crear empresa. Un documento abre muchas puertas y es esencial, sobre todo cuando el 81% de las transexuales españolas no tiene otra opción que ejercer la prostitución, y no sólo para pagar hormonas y operarnos, sino también para comer y hacer frente a un alquiler mensual.

-¿Se mantiene el repudio laboral?

-Yo soy peluquera y estoy en el paro. En San Sebastián, donde vivo, me han dicho que tan sólo me contratan si me visto de hombre, y eso que muchos establecimientos pertenecen a gays. La sociedad no quiere nada de nosotros. Todos somos muy 'progres', pero prefieren que nos muramos y dejemos de incordiar, aunque lo cierto es que, en realidad, ya somos muertos en vida. Tengo 36 años y llevo así desde los 17.
Otras ya han cumplido los 50 esperando una ley que no llega. Parece que se va a dotar de derechos a los simios antes que a nosotros. ¿No se han dado cuenta aún de que somos seres humanos?

-¿Qué problemas padecen por mostrar un carné que no concuerda con su aspecto físico?

-Resulta humillante todo trámite en el que tengas que enseñar el DNI. Te pasas el día explicando quién eres, oyendo que esto no puede ser y contando tu vida a todo el mundo. A mí me ocurrió una vez delante de todo el pasaje de un avión.
¿Se imagina alguien lo que tendría ser pasarse la vida contando al funcionario de turno que es heterosexual? Parece estúpido, ¿no? Pues ésa es nuestra realidad cotidiana.

Tratados como señores

-¿Aún sufren insultos?

-En una ciudad pequeña como San Sebastián, donde te reconocen porque has salido en la televisión, es frecuente que te empujen en la calle y escuches expresiones como 'maricón hormonado', por ejemplo. Muchas amigas no frecuentan restaurantes para que no les traten de 'señor' y no salen de noche para evitar humillaciones. No son raras las bromas pesadas por teléfono.
También se producen violaciones y, si las denuncias, puedes oír al policía comentarios del tipo: «Igual tú te lo has buscado».

-También han demandado campañas de sensibilización en los colegios. ¿No son más liberales las nuevas generaciones?

-Yo diría que han sido educadas por Franco. Vivo al lado de un colegio y las burlas no son sólo para mí, sino también para mi pareja, al que tildan de maricón. Si la Administración se gastó dinero en anuncios para dejar de fumar, ¿no podrían dedicar algo para que los adolescentes sepan que no somos homosexuales, que pretendemos ser más femeninos que las mujeres? ¿No se puede explicar que una cosa es la orientación sexual y otra la identidad de género? Esas campañas también deberían destinarse a los padres y a ciertos medios de comunicación que todavía siguen haciendo mofa de nuestra situación.
¿Se reirían de un enfermo de cáncer? No, ¿verdad?

-Otra de sus demandas es la asunción por la sanidad pública de los costes de la operación.

-Las clínicas privadas están aprovechándose de que la sanidad publica no incluya esta prestación. En el País Vasco, asumirlo costaría lo que se gasta Osakidetza en 'clips' durante un año.
--------------------------------------------
Nota personal: Esta entrevista, fue telefónica, y duró aproximadamente una hora, en la entrevista declaré muchas más reivindicaciones de las que en la entrevista exponen.
(*1) Hice una mención favorable hacia el PSOE, pero como siempre digo confío mucho más en la prensa, que no recorta o politiza a su manera, en la Radio en directo, y la Televisión en directo.
Andrea Muñiz