Página principal

sábado, 7 de julio de 2007

Activista transexual cree sentencia Tribunal Supremo es discriminatoria e inválida


La activista transexual Carla Antonelli se manifestó hoy 'desagradablemente sorprendida' por la sentencia del Tribunal Supremo sobre una operación de cambio de sexo, que 'discrimina' a los transexuales y es 'inválida' porque 'no se fundamenta en el marco jurídico actual'.

En declaraciones a Efe Televisión, Antonelli valoraba así la sentencia del TS que determina que una operación de cambio de sexo no es financiable con cargo a la Seguridad Social o a fondos estatales si no aparece recogida en las correspondientes normas de prestaciones sanitarias, como ocurre en algunas CCAA, sin que ello suponga 'ninguna' discriminación.

Antonelli, que hasta hace unos días era la coordinadora del Area de Transexualidad del PSOE,
lamentó que 'algunos españoles y españolas tengan las mismas obligaciones pero diferentes derechos' y recordó que la sanidad pública 'es para todos y para todas'.

Aseguró que la sentencia se sustenta en un error jurídico 'bastante grande', ya que el Tribunal Supremo argumenta que la Ley General de Sanidad excluye explícitamente la cirugía de reasignación de genitales, lo que, dijo,
'es totalmente incierto'.

Según la activista transexual, el 15 de septiembre del 2006 el Consejo de Ministros aprobó un real Decreto que eliminó esa exclusión explícita de la cartera de servicios de la sanidad pública.(*1)
El Gobierno abre la puerta a que la sanidad pública costee el cambio de sexo.

Antonelli se refería al Real Decreto que regula el conjunto de las prestaciones sanitarias que se ofrecen en todas las CCAA a través del Sistema Nacional de Salud.

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, explicó en su momento que en ese Real Decreto se eliminaba la exclusión expresa que había sobre las operaciones de cambio de sexo en la norma que regulaba hasta entonces la Cartera de Servicios, y que fue aprobada en 1995.

Al hilo de esta norma, Antonelli insistió en que la sentencia se ha amparado 'en algo que la legislación vigente española no contempla', por lo que, a su juicio, es 'absolutamente inválida'.

'Yo, desde aquí, doy un cero a los jueces del Tribunal Supremo en materia de transexualidad', dijo Antonelli.

Además, recordó que la Constitución Española establece que ningún español puede ser discriminado por razón de raza, sexo, religión o cualquier otra circunstancia y consideró que, con la sentencia, 'hombres y mujeres transexuales estamos siendo discriminados'.