Página principal

viernes, 23 de octubre de 2009

¿ESTÁS SEGURA QUE NO ES UNA PARANOIA TUYA?


¿ESTÁS SEGURA QUE NO ES UNA PARANOIA TUYA?

Escrito por Andrea Muñiz en
A GOLPE DE TACÓN

Desde Agosto estaba atrasando una operación en la boca, era una operación de algo que me diagnosticaron en diciembre del 2008 que me lo estuve medio curando durante enero de 2009 pero que tenía que pasar por quirófano, así que me hice el pre-operatorio este Julio pasado pero cuando me llamaron en Agosto, para que no se me juntara con la “supuesta” operación del pecho que iba a ser en Septiembre, iba atrasando la de la boca, la iba atrasando hasta que estuve con el cirujano de la famosísima Unidad de Trastornos de Identidad de Género de la Comunidad Autónoma Vasca, (más conocida como “La desUnidad del horror”), en la que el cirujano de la misma, el pasado 9 de Octubre y me dijo textualmente “no te puedo operar porque Dirección del Hospital no me deja” ¡¡¡ouch!!! ¡¡¡Sorpresa!!! ¡¡¡El Director del Hospital de Cruces es el culpable de que la Unidad de Trastornos de Identidad de Género (UTIG) de la Comunidad Autónoma Vasca, no funcione!!!.

Bueno pues el pasado martes día 20 de Octubre me operaron el dichoso mal que tenía en la boca, tengo que contar algo muy interesante al respecto. El año pasado fui intervenida quirúrgicamente en el Hospital Donostia de algo que no viene al caso, yo denuncié públicamente de que se me ingresó aunque fue en Hospital de día, que consiste básicamente en estar ingresada en un solo día, en un módulo en el que todos los pacientes eran hombres. En mi DNI y en mi tarjeta sanitaria figuro como mujer, aun así pasé todo el día en dicho módulo, en que además se negaron a buscarme a un endocrino de guardia pues lo necesitaba; tras mi denuncia pública de este suceso el Director del Hospital Donostia, me respondió por la prensa, tal y como yo lo denuncié aclarándome que dicho módulo es mixto, y que yo, no tenía razón al afirmar que mi persona había denunciado públicamente la marginación por parte de dicho Hospital, pues bien. El mismo día que me presenté en Admisión a las 8 de la mañana para mi intervención, todas las personas que estábamos esperando para ser ingresadas, éramos mujeres y hombres, casi diría que al 50% , sin embargo cuando a mi me facilitan cama, me la facilitaron en el módulo masculino, por mucho que se empeñe el Director del Hospital Donostia en decir que esto no es así.

De la misma manera, el pasado 20 de Octubre, fuí a las 8 de la mañana a Admisión para ser intervenida quirúrgicamente de la boca, supliendo a una mujer que no iba acudir a su cita, ya que en Admisión vi el nombre de las tres personas a intervenir y eran tres (3) mujeres, y cuando buscan mi historial, tras una (1) hora buscándome en Admisión mi historial y mi cama, me suben a la 4º Planta del Hospital Donostia y me facilitan una habitación de tres personas en la que una cama ya estaba un señor mayor, y otro señor también mayor, que salía del baño y se asustó porque no entendía como había una mujer en la misma habitación; cuando vino la enfermera, me dijo que yo no podía estar ahí, a lo que yo la respondí, que era la habitación que me habían facilitado desde Admisión y la enfermera después de corroborarlo con Admisión, me decía que no era mi lugar, pero que Admisión le decía que era mi habitación, a lo que yo le informé que yo iba a quedarme en dicha habitación si así lo quería y mandaba Admisión y por extensión Dirección del hospital, pero que yo iba a llamar a la Ertzantza, para dejar constancia de la situación, es decir que en un Hospital público se me obligaba a pesar de mi documentación a permanecer en una habitación que no pertenece a mi género, como si de una apestada se tratase, que había que esconder.

Fue amenazar con la llamada a la Ertzantza y me cambiaron de habitación en diez minutos, y me bajaron a una habitación individual, que ya la conocía ya que estuve en el año 2005 tras otra operación en la Unidad de Corta Estancia. En tres semanas fui ingresada en urgencias en el mismo Hospital con los mismos síntomas, en las dos ocasiones, se equivocaron con el diagnostico hasta que en el tercer ingreso una doctora dio con la causa, estuvimos mi marido y yo con el Director del Hospital Donostia, nos explicaron la gravedad del asunto y me ingresaron en la misma habitación que estuve el pasado 20 de Octubre.

Ahora bien:

¿Siempre que entra un/a paciente por urgencias en el Hospital Donostia, explica el Director del hospital en su despacho la gravedad del asunto?

Que bah!!

¿Podría ser que por los dos diagnósticos erróneos, el Director del Hospital Donostia nos atiende a mi marido y a mi, antes de facilitarme una habitación individual?

Podría ser…

¿Porque el año pasado tras tener que ser intervenida se me ingresa en una planta del mismo Hospital Donostia y me insisten que es mixta, cuando eran todo hombres, y se me niega la asistencia del endocrino?

¿Por qué, la Dirección del Hospital Donostia, desconocía mi documentación legal, y que ya existía la Ley de Identidad de Género y mi persona ya había salido en la prensa como la primera mujer transexual con el DNI cambiado en Guipúzcoa?

¿Porque este año para ser intervenida quirúrgicamente en suplencia de otra mujer que no asistió, al no encontrar mi historial, cuando facilitaban mis datos desde Admisión (curiosamente tenía dos números diferentes de historial), se me facilitó una habitación para hombres, y cuando amenazo con llamar a la Ertzantza, me cambian de inmediato a la que estuve en el año 2005?

AHORA LLEGA LA PREGUNTA DE LAS PREGUNTAS

¿Estamos seguras las personas transexuales, que en nuestros historiales en la sanidad pública, está modificado nuestro género y sexo, sin ninguna reseña para todo aquel personal sanitario seamos verdaderamente quien diga nuestro DNI que somos?

YO NO ESTOY SEGURA, ES MÁS, ESTOY SEGURA DE QUE EXISTEN RESEÑAS TIPO:

TRANSEXUAL FEMENINA

POR LO TANTO SIGO SIENDO PARA EL ESTADO UNA PERSONA TRASTORNADA MENTALMENTE, YA QUE SIGO ESTANDO CONTROLADA COMO TRANSEXUAL, Y ESTO ES MARGINATORIO Y ANTICONSTITUCIONAL.