Página principal

lunes, 11 de noviembre de 2013

Tras reunión con los representantes políticos, los colectivos trans desconvocan la huelga de hambre

El pasado 6 de noviembre representantes de los partidos políticos se han reunido con representantes de los grupos trans para negociar las demandas de la convocatoria de la huelga de hambre.
En esta reunión fueron atendidas las dos peticiones que los colectivos de Andalucía demandaban:
1. Consensuar los puntos pendientes de la Ley que hacían referencia a la Atención Sanitaria, en la que se demandaba: una descentralización de todas las atenciones que pueden ser realizadas a través la red de los hospitales públicos de Andalucía, quedando la UTIG como un centro de coordinación, investigación y atención a las cirugías de reconstrucción genital.
2. Solicitábamos también que la Ley fuera registrada antes del 20 de Diciembre, petición también aceptada.
Por todo ello, tanto Autonomía Trans como la Asociación de Transexuales de Andalucía desconvocaron la huelga de hambre, con el alivio de que nuestras compañeras Ángela Gutierrez y Mar Cambrollé ya no tendrán que poner sus cuerpos para defender los derechos de las personas transexuales de Andalucía.
Nada de esto habría sido posible sin el apoyo de cientos de compañeras, compañerxs y compañeros trans de todo el Estado español, y también a nivel internacional, especialmente Tina Recio, Kim Pérez, Marta Salvans y Marko Arias, que se sumaron a la convocatoria de huelga, pero también a muchas otras personas que han puesto su mejor esfuerzo para sacar todo esto adelante. Han sido muchas voces, muchas manos, mucho esfuerzo por parte de personas y grupos, por parte de las familias, por parte de nuestrxs aliados cis.
Estamos ante el principio del fin de la era de la patologización. Se está negociando que mientras se ultima el texto de la ley y se tramita, se elimine la exigencia de un diagnóstico psicológico en la UTIG de Andalucía, de modo que todas las personas que se encuentran ahora mismo en fase de “evaluación psicológica” puedan acceder a la mayor brevedad a la hormonación, en vista de que el sistema de acceso actual es claramente discriminatorio y va contra las leyes que YA EXISTEN.
La lucha no ha terminado. En estos momentos nos encontramos trabajando en el que esperamos que sea el borrador definitivo del texto de la ley, que contemple las demandas de acceso descentralizado a la sanidad para las personas trans, en condiciones de igualdad con el resto de la población. Aún nos falta mucho, pero estamos en el buen camino.
Autonomía Trans