Página principal

miércoles, 8 de marzo de 2017

Andrea Muñiz declara que se retira del activismo organizado

Donostia, 8 marzo de 2017

Mi nombre es Andrea Muñiz Celestino, y soy cofundadora y presidenta de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI, comencé a preocuparme por los derechos de las personas transexuales poco antes de cumplir los 18 años, no tuve conocimiento de la existencia de asociaciones que luchaban por los derechos de las personas transexuales hasta una década después, así que luchaba por mis derechos en la ciudad que me vio nacer, crecer y desarrollarme como persona, Donostia.

Quiero explicar que para escribir esta declaración debo pedir ayuda a mi marido Angel, porque hay momentos que no diferencio una letra de otra o no recuerdo la palabra que busco en mi cabeza. Por lo que, le doy las gracias por ayudarme y por haber estado junto a mi lado, 18 años y los que vendrán después.

A finales de la década de los ´80 del siglo 20 me hice apostata y pertenecí al movimiento insumiso contra el Servicio Militar Obligatorio.

Pertenecí al Movimiento Okupa y he trabajado mucho por el mantenimiento de Gaztetxes.

En la década de los ´90 del siglo 20 visibilicé lo máximo la transexualidad en Donostia y en toda Euskal Herria, puesto que fui actriz para cine y teatral, performancewoman, y modelo artístico, trabajé gratis durante algunos años para fiestas del Orgullo ITLGBQ+ en Euskal Herria, en aquella época se llamaba Orgullo gay u homosexual, las demás entidades o realidades no existíamos, no se nos visibilizaba o simplemente no nos visibilizábamos, estas situaciones anteriormente citadas hacían que trabajase para muchas personas y entidades y a su vez visibilizase la dificultad que conllevaban los prejuicios hacia la transexualidad y la dificultad para poder desarrollar libremente mi identidad de género.

A mediados de la década de los años ´90 denuncié la primera agresión física de la que fui víctima en Donostia por ser transexual y expresarme como tal libremente o eso creía, un programa de televisión se hizo eco y se creó un gran debate social, fue la primera vez que vi en televisión a la activista Kim Pérez; con ayuda de la asociación EHGAM, pudimos llevar adelante un juicio del que salí ganando o salió ganado la transexualidad, porque semanas más tarde viví las represalias de las amistades de la persona agresora y todo quedó en otro juicio nulo, seguramente aquellas personas hoy día querrán montar en la caravana naranja de Hazte Oír, la caravana que alimenta el odio hacia las personas que son como yo y principalmente a las y los menores que son como yo.

En el año 1999 abandoné mi carrera artística para zambullirme de lleno en el activismo transexual, puesto que consideraba que en aquel entonces no se luchaba con fuerza y visibilidad la transexualidad, así que desde el año 1999 hasta la fundación de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI en 2002 trabajé junto con mi marido, en la clandestinidad, por el reconocimiento en la sanidad pública vasca – Osakidetza, de una coordinación entre algunos profesionales de la salud pública que sin conocer la realidad transexual apostaron por luchar por esta visibilidad y, de esta forma me convertí en la primera mujer transexual de Euskal Herria, en la que en mi historia médica y tarjeta sanitaria se me reconocía mi nombre de mujer. Al entender el mecanismo sanitario mi marido y yo entendimos como llevar adelante el reconocimiento sanitario, social, laboral etc. de personas transexuales, por lo que, decidimos con ayuda del presidente, tesorera y dos vocales de la asociación HEGOAK de Bilbao, fundar TRANSEXUALIDAD-EUSKADI, tras un congreso de la FELG, que entonces esas eran sus siglas, y en el que conocimos en persona, mi marido y yo a Juana Ramos entonces presidenta de Transexualia y a Carla Antonelli entonces Coordinadora y Portavoz del Área GLBT del PSOE, quien ofreció una ponencia solicitando la inclusión de la T en las siglas de la FELG, al día siguiente en la votación de las ponencias y solicitudes se olvidaron de la solicitud de Carla Antonelli e iban a cerrar la Sesión, cuando fui yo, quien preguntando a un jovencísimo Pedro Zerolo que se encontraba sentado a mi lado, pregunté si podía levantarme y decir que se olvidaban de la ponencia de Carla Antonelli, la cual se votó con mi mano alzada y se decidió incluir la T en las siglas de la actual FELGTB.

Esto de las iniciales es un mero trabajo de recuerdo, no tiene mayor importancia, lo recordé y lo he plasmado, para mí, lo importante fue conocer a Juana Ramos, Carla Antonelli, Joel Maldonado, y a Naira y Dani que no recuerdo sus apellidos, pero aun los tengo grabados en mi memoria, a todos y todas ellas.

Desde 2002 he atendido a más de 400 personas transexuales solamente de Euskal Herria, quizás muchas personas eran de fuera de Euskal Herria, eso no lo sé, pero he luchado como he podido por cada una de ellas, las he orientado, me he reunido y escuchado por teléfono hasta en dos ocasiones en las que con una persona estuve escuchando y calmando por teléfono a una persona de un municipio de Gipuzkoa durante más de 12 horas ininterrumpidas, en otra ocasión fue muy similar con una persona de Vitoria que tiempo después, durante un tiempo estuvo faltándome al respeto, pero siempre entendí que yo no era más que el reflejo de lo que esta persona ansiaba y en lugar de luchar por su vida, luchaba contra mi vida.

Desde 2004 hasta su aprobación por ley, en 2008 en el Parlamento vasco, luché junto con la parlamentaria socialista Coral Rodríguez Fouz por la creación de una Unidad Interdisciplinar de Género incluida en la Sanidad Pública Vasca – Osakidetza, mientras el Lehendakari del PNV Juan José Ibarretxe y el Consejero de Sanidad Gabriel Inclán intentaban cerrarnos todas las puertas poniendo la necesidad terapéutica de las personas transexuales en contra de la opinión pública, creando debates donde no los había, mientras gastaban millones en helicópteros y su mantenimiento, despedían miles de trabajadores y trabajadoras de Osakidetza para contratar Subcontratas afines al PNV, mientras, el Consejero de Sanidad Gabriel Inclán facilitaba en el Parlamento vasco datos falsos sobre personas transexuales que se trataban en la sanidad pública vasca.

Aunque la Unidad se puso en marcha por presiones de mi persona mediante un anuncio de huelga de hambre a finales de noviembre y principios diciembre de 2009 y la reciente fundación de la asociación ERRESPETUZ que se concentraron en Bilbao presionando entre ambas entidades se pusiera en marcha la Unidad Interdisciplinar de Género del Hospital de Cruces, la Unidad se puso en funcionamiento gracias al PSE y al Lehendakari socialista Patxi López, puesto que en el presente me repatea que con más de 30 años de PNV que se nos negó la necesidad hoy en día el PNV quiere hacerse pública y políticamente sensible con nuestra realidad social, laboral, sanitaria etc.

Sé que la Unidad Interdisciplinar de Genero del Hospital de Cruces no es una maravilla, y que, por supuesto tal y como trabajé por ella, debe segregarse por todos los hospitales de la red sanitaria pública vasca de Euskal Herria, pero al menos trabajé por colocar el primer eslabón de la cadena de la inclusión sanitaria dentro de mis posibilidades, convirtiéndome además en la primera mujer transexual del Mundo que ofrecí una ponencia de más de 3 horas de duración ante una comisión de sanidad en el Parlamento Vasco y que se votó a favor a petición de la parlamentaria socialista vasca Coral Rodríguez Fouz y en la que, decidimos ambas dejar que cada Grupo político que estuvieran en el Parlamento invitasen a otras entidades o personas a participar, para crear una Comisión más democrática. Ahora, y en el futuro mejorar ese trato sanitario ampliando las necesidades estrabajo de las asociaciones que luchan por ella.

En diciembre de 2005 tuve conocimiento de que algunas personas transexuales privadas de libertad en el Centro Penitenciario de Villabona en Asturias se encontraban en huelga de hambre indefinida solicitando el cambio de módulo reconociéndoseles así su identidad psicosocial, me puse en contacto con la asociación Salhaketa de Euskal Herria para conocer más de cerca el proceso que estaban llevando; les tendí mi mano, como no puede ser de otra manera, he hice publica la situación de estas personas, durante esas Navidades de 2005 con ayuda de Carla Antonelli, entre ambas conseguimos crear en marzo de 2006 la Circular 7/2006/TGP que establecía que las personas cuya identidad oficial de sexo no concordaba con su identidad psicosocial de género podrían solicitar de Instituciones Penitenciarias ser ingresadas en el módulo correspondiente a su nueva condición, sin que, no obstante, ello suponga la alteración de su identidad jurídica ni fuera ni dentro de prisión, gracias a la entonces Directora General de Instituciones Penitenciarias Mercedes Gallizo Llamas.

No obstante, la lucha por la Circular 7/2006/TGP no me correspondía a mí, ni a TRANSEXUALIDAD-EUSKADI, sino a María Jesús Lastra Lamar activista transexual asturiana que fue una de las mujeres que se encontraban en huelga de hambre en el Centro Penitenciario de Villabona en Asturias.

Ese mismo 2006 me sumé junto a mis compañeras las activistas Gina Serra y Kim Pérez a la huelga de hambre indefinida que anunció la activista Carla Antonelli Coordinadora del Área Transexual del Grupo GLBT del PSOE, para que arrancase la redacción y puesta en marcha al Consejo de Ministros la denominada “Ley de Identidad de Género”, yo, luchando siempre en calidad de presidenta de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI, contribuí a la puesta en marcha de la elaboración de la Ley reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas (Ley de Identidad de Género) aprobada dicha Ley el 1 de marzo de 2007, y siendo, además, la primera mujer transexual de Gipuzkoa (Euskal Herria) en obtener su modificación en su DNI el 30 de octubre de 2007.

En agosto de 2005 falleció la activista transexual guipuzcoana Petra Mandiluce Esnaola, quien fuera mi mentora en la década de los ´80, este suceso fue, por el desgarro emocional que me causó, mi fuerza espiritual para luchar con más fuerza por la Unidad Interdisciplinar de Genero y por la Ley reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas.

El 6 de septiembre de 2009 ante la acusación de Brenda, mujer transexual argentina, afincada en Italia, quien destapó la mafia corrupta de Sylvio Berlusconi y que ésta, tras mostrar a la prensa pruebas irrefutables sobre dicha mafia, Brenda “murió asfixiada por el humo del incendio” en su apartamento que según los médicos forenses fue estrangulada, en Italia se sucedieron persecuciones a mujeres transexuales quemándolas vivas y tratándolas como animales por la ciudadanía ante la presión decadente e ignorante del Pueblo dejándose manipular por el Gobierno Berlusconi, yo, siempre en calidad de presidenta de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI, envié nota de prensa urgente a todos los Grupos europarlamentarios, al Presidente del Europarlamento Sr. Jerzy Buzek así como al Ombudsman Sr. P. Nikiforos Diamandouros exigiendo que se cumpliesen inmediatamente las Directivas 2006/54/EC y 2004/113/CE de la Comunidad Europea y por el Artículo 41 (Prohibición de Discriminación) de la Convención Europea de la Protección de los Derechos Humanos, para que, desde el Europarlamento exigiesen a Sylvio Berlusconi el inmediato cese de linchamientos por parte de los políticos corruptos y de la confusión mediática por los Medios de Comunicación hacía las mujeres transexuales. La misma nota de prensa la envié a la Organización de Naciones Unidas.

Desde 2002 hasta el presente he luchado por los derechos de las personas intersexuales y transexuales principalmente por considerar que somos la comunidad más invisibilizada y a su vez más atacada; en 2002 acuñé los términos “mujer transexual” y “hombre transexual” puesto que hasta ese mismo año aún se utilizaban términos como “transexual femenino” y “transexual masculino” obviando nuestra personalidad psicofísica y sexualizando nuestra la realidad. También en 2002 acuñé el termino TransFeminista, para referirme a la realidad y lucha feminista de las personas transexuales, ya que considero que la igualdad de los géneros o agéneros debe ser la supremacía por encima del binarismo normativo, siempre he considerado que los roles binarios son una construcción social y abogo por una ley de Autodeterminación e insumisión de género en Euskal Herria.

Lamentablemente nunca se me ha dado la posibilidad de ejercer mi derecho a expresarme, siempre se me ha tildado pesimamente de un carácter sin conocerme verdaderamente y cuando he pasado por malos momentos se ha aprovechado esa debilidad para tergiversar cuanta expresión ha salido de mí, sin embargo, nunca se me ha solicitado expresarme cuando me he encontrado bien de salud, es algo que me apena mucho.

Desde hace algún tiempo he comenzado a tener problemas de salud que no voy a hacer públicos, pero, que a la larga ya me están afectando en mi vida diaria y me afectaran en el futuro, por eso, hoy, 8 de marzo de 2017, que me recordó mi marido que es el día de internacional de la mujer, puesto que hay veces que no distingo letras o no recuerdo palabras, ni hechos, ni dichos, soy humana.

Quiero agradecer a todas las activistas y todos los activistas transexuales que me apoyaron y que me enseñaron, quiero ofrecerles mis más sinceras disculpas por si en alguna o muchas ocasiones les falté el respeto, de igual modo les ofrezco mis más sinceras disculpas a activistas LGBQ+ por si en alguna o muchas ocasiones les falté el respeto lo hago cuanto antes porque mañana quizás no me acuerde y necesito estar en paz conmigo misma, soy humana y me equivoco, no puedo contentar a todo el Mundo, me gustaría, pero si lo hago, por otro lado rompo la baraja y ofendo.

También ofrezco mis más sinceras disculpas a todos los Medios de Comunicación que durante todos estos años me han dado voz, a veces tergiversando algo las cosas, pero en otros casos mejorando mi mensaje, en cualquier caso, mi ofrecimiento va dirigido igual de sentido.

Con esta declaración hago pública mi despedida del activismo organizado; quien tenga posibilidad de contactar con mi persona por diferentes medios lo podrá hacer siempre y cuando mi salud y mi consciencia me lo permitan.

Muchas gracias a Juana Ramos, Kim Pérez, Carla Antonelli, Gina Serra, Joana López, Natalia Pares, Beatriz Espejo, Iván Garde, Mikel Martín, Iñigo Lamarca, Amando Pavía, Koro de Santos y un largo etcétera. 

Muchas gracias a Coral Rodríguez Fouz, y a Juan Ramón Calparsoro Damian actual Fiscal Superior del País Vasco, así como a todos y todas las parlamentarias de EHBildu, que, se interesaron por mi salud tras ser operada en 2010. Quiero agradecer a las congresistas de EHBildu Oskar Matute y Marian Beitialarrangoitia por atender cuanta información les he enviado para modificar una ley que realmente, ahora mismo no me acuerdo como se llama.

En mi lucha siempre ha estado a mi lado, mi marido, Ángel de la Granja, que también tomó como suya la lucha y que me merece todos mis respetos como activista como no puede ser de otra manera.

He luchado como mis fuerzas me lo han permitido durante varias décadas, de la única manera que sé, a veces mal otras bien, que yo sepa no hay un instituto de activismo, considero que la lucha transexual e intersexual es cuestión de empatía y pasión y a mí me sobran al menos de lo que llevo de vida, pero la vida se acaba, puesto que solo es una y necesito vivirla dentro de mis tropiezos evidentes.


Andrea Muñiz Celestino