Página principal

martes, 20 de mayo de 2008

ERC, IU e ICV piden tipificar como delito la transfobia


Terra - EFE-.
----------------

ERC, IU e ICV piden tipificar como delito la transfobia

Esquerra Republicana, Izquierda Unida e Iniciativa per Catalunya Verds han pedido tipificar legalmente como delito la transfobia -actitudes en contra de los transexuales-, así como una ley de medidas para la integración laboral y social de estas personas.

En una proposición no de ley, presentada en el Registro del Congreso, este grupo parlamentario explica que especialmente las mujeres transexuales sufren un grave problema de inserción laboral y social y, pese al avance que supuso la ley de identidad de género, persiste la situación de exclusión de 'buena parte' del colectivo.

Por ello insta al Gobierno a presentar, antes de un año, un proyecto de ley de medidas integrales para la integración laboral y social de las personas transexuales.

Además, el grupo parlamentario solicita impulsar de 'manera urgente' en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la inclusión dentro de la cartera de servicios de cobertura sanitaria el proceso íntegro de reasignación de género.

Otro punto de la propuesta demanda al Ejecutivo que, antes de un año, se hagan las modificaciones legales oportunas para tipificar como delito la transfobia (creencias, opiniones, actitudes y conductas de agresión, odio, desprecio etcétera contra estos ciudadanos).

La creación de una cátedra universitaria para la investigación científica de la transexualidad y la introducción de contenidos de pedagogía y sensibilización en los niveles superiores al infantil son también peticiones de la proposición no de ley.

-----------------------------------------

TRANSEXUALIDAD-EUSKADI:
Por fin la Izquierda de verdad es lógica. BRAVO!!!!!

sábado, 17 de mayo de 2008

17 DE MAYO: DIA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA LA TRANSFOBIA, LA LESBOFOBIA Y LA HOMOFOBIA


TRANSEXUALIDAD-EUSKADI · MEDEAK · EHGAM

17 DE MAYO: DIA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA LA TRANSFOBIA, LA LESBOFOBIA Y LA HOMOFOBIA

* 17 DE MAYO: DIA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA LA TRANSFOBIA, LA LESBOFOBIA Y LA HOMOFOBIA

* Manifiesto de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI, MEDEAK Y EHGAM

* Donostia-San Sebastián, 17 Mayo 2008

El 17 de Mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud eliminó de la lista de enfermedades mentales la homosexualidad. Esta decisión constituye una fecha histórica y un símbolo de la lucha por el reconocimiento de la dignidad de lesbianas y gays.

Sin embargo, la realidad desde entonces no ha cambiado mucho, puesto que 76 estados siguen criminalizando la homosexualidad y condenando los actos sexuales entre personas del mismo sexo con penas de prisión. Incluso en 7 estados esta pena puede ser de muerte: Arabia Saudí, Emiratos Arabes, Irán, Mauritania, Nigeria, Sudán y Yemen. Organismos en defensa de los Derechos Humanos condenan repetidamente la discriminación basada en la orientación sexual o en la identidad de género.

Desde el año 2005 diferentes organizaciones por la liberación sexual y colectivos en defensa de los derechos de gays, lesbianas y hombres y mujeres transexuales están promoviendo la institucionalización del 17 de Mayo como Día Internacional de Lucha contra la Transfobia, la Lesbofobia y la Homofobia.

Con esta conmemoración se pretende reforzar la solidaridad con las personas que sufren por su orientación sexual o identidad de género, puesto que en la mayor parte del mundo no pueden vivir libremente su “diferencia”. Entre los años 1980 y 2000 se han censado dos millares de asesinatos homofóbicos y transfóbicos, que no dejan de ser más que una mínima parte de los que se han producido.

Incluso en nuestra sociedad, donde la situación legal es bien distinta, la homofobia, la lesbofobia y la transfobia son una constante: simples muestras de afecto entre dos personas del mismo sexo o la mera presencia de personas transexuales son motivo de maltrato y rechazo. Adolescentes gays, lesbianas o transexuales viven en entornos familiares y sociales hostiles y amenazados por el acoso escolar.

Es hora de que todos los organismos internaciones de Derechos Humanos, las administraciones, las organizaciones políticas y sindicales, los movimientos sociales y vecinales, las instituciones laborales, académicas, culturales y deportivas se comprometan decididamente para afrontar la homofobia, la lesbofobia y la transfobia en sus respectivos ámbitos de actuación y adopten las medidas necesarias para erradicarlas.

En una fecha que conmemora aquella de 1990 en la que la homosexualidad dejó de ser oficialmente una enfermedad (sin olvidar que ya en 1973 la Asociación de Psiquiatría Americana hizo lo propio) y porque consideramos que estos gestos son fundamentales para avanzar en el cambio y reconocimiento social, debemos seguir exigiendo que la transexualidad deje de ser considerada como disforia y despatologizada definitivamente.

Debemos también sensibilizar e informar a la sociedad, para que nadie confunda respeto a la diversidad sexual con un estereotipo gay omnipresente. Que nadie confunda activismo por la liberación, por la visibilidad cotidiana y por la realidad plural con quienes sólo desean desarrollar el negocio del gueto y un falso paraíso.

Los colectivos TRANSEXUALIDAD-EUSKADI, MEDEAK y EHGAM queremos hacer un llamamiento público a la ciudadanía para que se sume a la concentración que tendrá lugar este sábado, 17 de Mayo, a las 18:00 h. en el Boulevard de Donostia-San Sebastián como muestra solidaria con cuantas personas sufren a causa de la transfobia, lesbofobia y homofobia. En representación de todas ellas, en esta ocasión queremos denunciar explícitamente los siguientes casos:


* El trato vejatorio y transfóbico que ha sufrido recientemente Andrea Muñiz, presidenta de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI, en el Hospital Donostia. Exigimos a Osakidetza la implantación de una Unidad Interdisciplinar de Género con especialistas y personal sanitario cualificado para que hechos como los denunciados no vuelvan a repetirse y las personas transexuales reciban la atención sanitaria que realmente necesitan.


* El despido improcedente que sufre la periodista Isabel Quintairos por parte de la emisora de la Cadena COPE de Santiago. A pesar de una sentencia favorable a la periodista, la emisora se niega a readmitirla. Los dos despidos que ha sufrido se deben a una manifiesta lesbofobia, pues mientras se encontraba en situación de excedencia se casó con una mujer.


* La detención y encarcelamiento de homosexuales en Egipto. Durante los últimos meses se ha recrudecido la homofobia en este país, siendo la persecución total. Se ha denunciado la vulneración de los Derechos Humanos en personas seropositivas y homosexuales. Gays son detenidos y obligados a pasar la prueba del vih. Enfermos de vih, presuponiéndolos homosexuales, son encarcelados, torturados y encarcelados.



* ¡STOP A LA TRANSFOBIA!
* ¡STOP A LA LESBOFOBIA!
* ¡STOP A LA HOMOFOBIA!

sábado, 10 de mayo de 2008

Andrea Muñiz responde al Dr.José Manuel L. de Guevara (Director Médico del Hospital Donostia)



En respuesta a la carta emitida hoy 10 de mayo en el periódico El Diario Vasco por el Dr.José Manuel L. de Guevara (Director Médico del Hospital Donostia), Andrea Muñiz, Presidenta de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI, responde al Dr.José Manuel L. de Guevara (Director Médico del Hospital Donostia), hoy día 10 de mayo de 2008.

----------------------------

Hospital Donostia, Hospital del horror

En respuesta al Dr. José Manuel L. de Guevara (Director Médico del Hospital Donostia, a título “Sobre el trato a la señora Muñiz”, mi persona le puntualiza que como bien usted dice que “la asignación de espacios se realiza con arreglo a criterios clínicos e intentando respetar la intimidad de las personas, independientemente de circunstancias particulares”. Cuando llegué a Admisión del Hospital estábamos para cirugía personas de ambos sexos, independientemente de los criterios clínicos, en ningún momento en el lugar en el que tenía mi cama número cinco, no había en toda la sala, ni una sola mujer, por lo tanto independientemente del criterio médico, a mi se me tenía que haber admitido en el lugar donde estaban las mujeres, por el simple echo de que independientemente de las “circunstancias particulares ” soy una mujer legalmente como así lo muestra toda mi documentación.

En cuanto a sí yo necesitase una visita del endocrino de guardia al que se me negó su asistencia en todo momento, tanto por el enfermero como por la Dra. de Urología de guardia, (que no endocrino), usted conoce las “circunstancias particulares”, y conoce a la perfección el cambio hormonal del que me encontraba sometida, y me he encontré sometida hasta el día 6 de mayo, pedí la asistencia del endocrino de guardia el Dr.Goenaga. y se me negó por parte del enfermero su asistencia por según sus palabras “porque no le conoces”, es decir debo conocer a un médico de guardia para ser atendida.

Precisamente por el tipo de operación quirúrgica a la que fui sometida, el cambio hormonal y por lo tanto el tratamiento hormonal que tomaba ya no era necesario, y necesitaba un nuevo tratamiento, el cual se me negó por parte de la Dra. de Urología de guardia insistiendo ésta que podía continuar con el tratamiento anterior, sin dejarme explicarle cual era la situación por la que debía tomar otro tratamiento, como bien lo conoce, mi Dr. Endocrinólogo.

El trato hacia mi persona, fue en todo momento en masculino, así como el trato de mi persona hacia mi pareja.

Mi historia clínica, aunque estuviese en poder del personal, desconocían que debía tomarme mi valium de 5 mg, a la hora correspondiente, teniendo que avisar mi pareja y yo, y teniendo el enfermero que ir a mirar mi historial y preguntarme “de cuantos mg lo tomas”.

Espero el próximo día 15 de mayo, el cual tengo cita a las 11:20, con el Dr. Tellería, en el propio hospital en Consultas Externas con el cirujano que me operó junto con la Dra. Itziar Crespo, no me sienta nuevamente desplazada.

Usted no puede compartir en ningún momento y lógicamente por su corporativismo que mi persona se sintiese “totalmente abandonada a nivel sanitario y maltratada como persona” seguramente a usted jamás lo han tratado lingüísticamente como persona de diferente genero al que usted pertenece, ni tampoco le han negado el cambio del tratamiento hormonal tras la operación tras la que yo fui sometida, el cual si hubiese seguido el tratamiento que tomaba con anterioridad como afirmaba la Dra. de Urología de guardia, y que con sus mismas palabras, me dijo: “dudo de que tengas endocrino en este hospital, porque yo no le conozco y no hay nada escrito”, es decir, al parecer en mi historia clínica no aparece el nombre de mi Dr. Endocrinólogo, que trabaja en el mismo hospital. Si hubiese seguido el tratamiento hormonal que me “invitaba” a continuar la Dra. de Urología de guardia, los efectos secundarios, me habrían anulado de por vida.

Ciertamente finalizo, diciendo la gran necesidad que tiene la CAV en una Unidad Interdisciplinar de Género, no se trata de valorizaciones con relación a las necesidades de la CAV, sino, y por lo ocurrido a mi persona valoro, la importancia de una Unidad Interdisciplinar de Género en la CAV, precisamente por su respuesta ignorante viniendo del Dr. José Manuel L. de Guevara (Director Médico del Hospital Donostia) hacia el trato médico que debe recibir una persona transexual, y mi persona conoce a la perfección el trato médico que deben tener las personas transexuales en una Unidad Interdisciplinar de Género, como así lo expuse ante la Comisión de Sanidad en el Parlamento Vasco, el pasado 6 de Febrero de 2007. Es un derecho como ciudadana la cual también pago mis impuestos, así como todas las personas transexuales de la CAV, y es una cuestión que debería valorar Osakidetza, junto con votaciones Parlamentarias, en las que usted no entra, ya que con la respuesta que ha ofrecido, ha mostrado más aun esta gran necesidad, su gran corporativismo, así como su transfóbia. En definitiva, si responde sin pedir disculpas como profesional de la medicina que es usted, lo único que demuestra con sus líneas es en palabras del pueblo “al que le pica, ajos come”.

Andrea Muñiz Celestino
Presidenta de, TRANSEXUALIDAD-EUSKADI

Respuesta de Director del Hospital Donostia


En relación al comunicado de prensa de Andrea Muñiz, Presidenta de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI, y emitido en el periódico El Diario Vasco el pasado 8 de mayo, publicamos respuesta del Dr. José Manuel L. de Guevara (Director Médico del Hospital Donostia), hoy día 10 de mayo de 2008.

Fuente:
El Diario Vasco.

------------------------------------

Sobre el trato a la señora Muñiz

Dr. José Manuel L. de Guevara (Director Médico del Hospital Donostia)

Tras leer atentamente el contenido de la carta remitida por la señora Andrea Muñiz, bajo el título «Una carencia en Osakidetza», me veo en la necesidad de realizar algunas puntualizaciones: Como ella afirma, fue atendida el pasado día 2 de mayo en el hospital de día quirúrgico de nuestro centro para realizarse una intervención que se realiza sin ingreso. En su carta muestra su sorpresa por el hecho de haber sido ingresada «en el ala de hombres». Y es aquí donde debo realizar la primera puntualización: en nuestros hospitales de día no hay zonas establecidas «para hombres» o «para mujeres». La asignación de espacios se realiza con arreglo a criterios clínicos e intentando respetar la intimidad de las personas, independientemente de circunstancias particulares.

Continúa la señora Muñiz afirmando que el personal le negó la asistencia del «endocrino de guardia». Aquí también es preciso realizar una puntualización: el acto quirúrgico y la evolución postoperatoria fueron normales, y en ningún momento fue precisa la concurrencia de ningún especialista ajeno a la previsión inicial realizada para la intervención quirúrgica. De acuerdo con el criterio de los dos especialistas que le atendieron, no era necesario solicitar una consulta con ningún endocrinólogo, como no fue necesaria otra consulta con ningún otro especialista.
Seguidamente afirma que «en ningún momento el personal sanitario conocía mi historial»... No puedo compartir dicha información: su historia clínica recoge de forma adecuada la información relevante relacionada con el proceso clínico por el que estaba siendo atendida.

Tampoco puedo compartir sus afirmaciones en el sentido de que se sintió «totalmente abandonada a nivel sanitario, y maltratada como persona». Fue atendida desde el punto de vista sanitario con arreglo a los criterios clínicos habituales y no tengo duda de que la atención personal que recibió no es justa calificarla como maltrato.
Finaliza la señora Muñiz su carta enfatizando la «gran necesidad que tiene la CAV de poseer en Osakidetza una Unidad Interdisciplinar de Género. Sin entrar en valoraciones con relación a las necesidades de la CAV, considero que ese tipo de decisiones debería venir determinada por razones muy diferentes de las que se argumentan en los contenidos de la primera parte de la carta de la señora Muñiz.

En relación.................


En relación al Comunicado de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI el pasado día 6 de mayo, publicamos lo que se emitió en el periódico "El Diario Vasco".

Fuente:
El Diario Vasco
------------------------------------------------

Una carencia en Osakidetza

Andrea Muñiz (Presidenta de Transexualidad-Euskadi)

El pasado 2 de mayo, fui ingresada en el Hospital Donostia de San Sebastián para intervenirme de una cirugía menor ya programada. La primera sorpresa, muy a mi pesar, es encontrarme de que Admisión me había ingresado en el «Hospital de día» en el ala de hombres, cuando en toda mi documentación y tarjeta sanitaria es de mujer. El enfermero de la mañana, como el personal, me negaron en todo momento la asistencia del endocrino de guardia. Se me dijo que «estaban avisando a mi endocrino», que trabaja en el mismo hospital, y que «no lo localizaban». Tengo conocimiento por escrito de que mi endocrino sí estaba en dicho hospital y de que no fue avisado.

La situación se descontroló hacia las 20 horas de la tarde del propio día 2 de mayo, cuando se presentó una doctora de Urología de guardia de tarde, la cual me negó en todo momento la necesidad de mi seguimiento hormonal, es decir, facilitarme mi nuevo tratamiento hormonal después de ya realizada dicha intervención. En ningún momento el personal sanitario conocía mi historial, era yo quien debía informar de las medicaciones que tomo y de la falta de vesícula a la hora de alimentarme. Me sentí totalmente abandonada a nivel sanitario, y maltratada como persona.

Tras estos hechos, queda patente la gran necesidad que tiene la CAV de poseer en Osakidetza una Unidad Interdisciplinar de Género con especialistas y personal sanitario cualificado en personas transexuales e incluyendo en dicha Unidad la CRS (Cirugía de Reasignación Sexual).

martes, 6 de mayo de 2008

Comunicado de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI


Comunicado de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI



San Sebastián, a 6 de Mayo de 2008

El pasado 2 de mayo de 2008, mi persona Andrea Muñiz Celestino, presidenta de, TRANSEXUALIDAD-EUSKADI, fui ingresada en el Hospital Donosita de San Sebastián, para intervenirme de una cirugía menor ya programada. La primera sorpresa muy a mi pesar, es encontrarme de que Admisión me había ingresado en el “Hospital de día” en el ala de hombres, cuando en toda mi documentación y tarjeta sanitaria es de mujer. El enfermero de la mañana, como el personal, me negaron en todo momento la asistencia del Endocrino de Guardia, según las palabras de el enfermero “porque yo no le conocía”, se me dijo que “estaban avisando a mi endocrino” que trabaja en el mismo hospital y que “no lo localizaban”, tengo conocimiento por escrito, de que mi Endocrino sí estaba en dicho hospital y de que
no fue avisado.

La situación se descontroló al personal sanitario hacia las 20 horas de la tarde del propio día 2 de mayo, cuando se presento en mi cama – que no era habitación – una Dra. de Urología de Guardia de tarde, la cual, -desconozco su nombre, ya que cuando me fui, no había firmado su entrada, por lo tanto no me podían facilitar su nombre-, dicha Dra. de Urología de Guardia, me negó en todo momento la necesidad de mi seguimiento hormonal, es decir facilitarme mi nuevo tratamiento hormonal después de ya realizada dicha intervención que -no voy a nombrar y espero la misma discreción por parte de dicho hospital- .
En ningún momento el personal sanitario conocía mi historial, era yo quien debía informar de que otras medicaciones tomo y de la falta de vesícula, a la hora de alimentarme. Me sentí totalmente abandonada a nivel sanitario, y maltratada como persona. Con estos hechos tengo suficiente aval como para tomar medidas.

De esta manera demuestro, bajo estas negligencias, y actos transfóbicos por parte del Hospital Donosita, la gran necesidad que tiene la CAV (Comunidad Autónoma Vasca), de poseer en Osakidetza (Sanidad Pública Vasca), una Unidad Interdisciplinar de Género con especialistas y personal sanitario cualificado en personas transexuales, e incluyendo en dicha Unidad la CRS (Cirugía de Reasignación Sexual).

Tanto como mi persona y como presidenta de la asociación que represento, acuso de estos actos transfóbicos a la Dirección del Hospital Donostia de San Sebastián.


Andrea Muñiz
Presidenta de TRANSEXUALIDAD-EUSKADI

Prensa: 699.501.529